Los graciosos de la telegaita.

Cuando vine a trabajar a Galicia, no pensaba quedarme. Era un trabajo temporal, pero tanto me gustó esta tierra que fui posponiendo la vuelta… y ya han pasado 32 años. Me encanta Galicia, siempre me he sentido muy agusto en esta tierra. Solo hay una cosa que no soporto: la TVGa. Al poco de llegar…

Cuando vine a trabajar a Galicia, no pensaba quedarme.

Era un trabajo temporal, pero tanto me gustó esta tierra que fui posponiendo la vuelta… y ya han pasado 32 años.

Me encanta Galicia, siempre me he sentido muy agusto en esta tierra. Solo hay una cosa que no soporto: la TVGa.

Al poco de llegar vi el famoso episodio de Dallas, cuando JR le dice a su mujer: “Estás bébeda Sue Ellen”.

Algunos dicen que aquello fue un hito en la historia de la normalización del gallego, pero a mi me resultó ridículo. Lo siento, no puedo evitarlo.

Me han entrevistado varias veces, (la última hace poco, cuando un perro mordió a un bebé en Narón), siempre les hablo en gallego, lo aprendí trabajando en granjas de vacas, ningún problema con eso.

Mis respetos a quien le guste la TVGa, nada en contra, pero no va conmigo.

Sus visión localista me resulta paleta y me lo han vuelto a confirmar el pasado Lunes.

Resulta que en el programa Malicia Noticias, dedicaron un esquetch a los veterinarios en las que pudieron escucharse frases como:

“veterinarios luchando contra una pandemia tiene menos lógica que David Bisbal dando clases de filología gallega.”

Vale.

Y todo porque representantes de nuestro colectivo se han ofrecido públicamente a asesorar a las autoridades.

Los presentadores van de humoristas, pero son unos descerebrados, el más ignorante nos llegó a decir:

“Capar un gato ou meterlle o brazo polo cú a unha vaca, tampouco te converte en lexionarios, non flipedes”

Ja, ja,

je.

Los flipaos, además de donar todo el material de protección que teníamos, y dar la cara desde el primer día (yo cerré la clínica tres días antes de que lo ordenara el Gobierno), nos hemos ofrecido a colaborar.

En Dinamarca, Alemania y hasta en las Islas Feroe han puesto a veterinarios a la cabeza de la lucha contra el coronavirus, y no les va tan mal.

No se lo que sabrá Bisbal de filología, pero puedo asegurarte que sé más de pandemias que muchos oxpertos de esos que salen por televisión.

A lo largo de mi carrera profesional he visto el éxito del control de la peste porcina africana que impedía la exportación del jamón serrano.

También cuando nos las vimos con el mal de las vacas locas, una enfermedad más famosa por el sensacionalismo de los medios, que por las bajas que causó (5 personas en toda España).

No se me olvida, en aquella época trabajaba para 15 fábricas de pienso.

Depués viví el sacrificio de Scalibur y el miedo que nos entró a todos de que se contagiara nuestro chuspi.

Y ahora vienen los graciosos de la telegaita a decirme que soy un flipao.

Solo les digo, lo que me decía mi padre, que nació en el Avapiés y era muy castizo:

más vale tener gracia, que ser un gracioso.

Un gracioso descerebrado.

José Luis Guerrero

Veterinario.

——–

PD: Desde el pasado día 4 de Febrero damos servicios veterinarios en horario normal.

Imprescindible cita previa. Tfno: (link a teléfono de pedir cita)

Si no quieres recibir más correos puedes darte de baja aquí.

Para cualquier aclaración adicional o si quieres modificar o cancelar tus datos, puedes responder a ese mensaje o escribir a info@cristinaveterinarios.com

¿Te interesa el márketing veterinario?

Pues suscríbete a mi newsletter, lo mismo te interesa.

Darse de alta es gratix, darse de baja también.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *